En esta bonita imagen del gato con botas como todo un mosquetero, era un inofensivo gatito pero en cuanto se ponía las botas mágicas se convertía en todo un espadachín, ademas concedía deseos con sus pócimas mágicas y los convertía en un príncipe guapo y un bello corcel